domingo 17 de octubre de 2021 - Edición Nº1047

Sociedad | 2 oct 2021

HORROR

Era fotógrafo en fiestas de Tandil y drogaba y abusaba de menores: "Se dedicaba a las quinceañeras"

Su modus operandi es intoxicarlas con la bebida, él espera a que empiece el baile y cuando las chicas se sienten mal, o descompuestas, las lleva aparte y comete los abusos". La denuncia que destapó todo.


Un estremecedor caso de abuso de menores se destapó en Tandil luego de que una joven, dos años después, se animáse a contar lo sucedido. Hay una denuncia ante la justicia y este viernes se desarrolló un allanamiento en un domicilio de la calle Brandsen al 0. La familia denunciante asegura que hay más víctimas y piden que se presenten a denunciarlo formalmente.

Quién habló al respecto de la situación, fue Gabriel, padre de la víctima donde le aseguró a un medio local que su hija asistió, a fines de 2019, a una fiesta de 15 en el Hotel Libertador. En esas circunstancias, "el fotógrafo Franco Rossi (27), abusó sexualmente de ella. Su modus operandi es intoxicarlas con la bebida, él espera a que empiece el baile y cuando las chicas se sienten mal, o descompuestas, las lleva aparte y comete los abusos".

Cuando ocurrió el hecho, la familia de la joven transitaba por un difícil momento porque Gabriel había sufrido un grave accidente automovilístico y su estado era muy delicado. "Mi hija no quiso sumar otro problema más a la familia y se lo guardó", contó.

"Hace poco, fui a abrazarla para darle las buenas noches, y ella tuvo una reacción como de rechazo. Se ve que eso le removió todo. Ya veníamos notando cambios en su conducta, pero lo asociábamos a algo típico de la adolescencia. Pero finalmente le contó, hace pocos días, a la madre, lo que le había pasado. Y radicamos la denuncia ese mismo día", de acuerdo al relato del hombre.

Cuando Gabriel se enteró, resolvió indagar sobre quién era el individuo que su hija acusaba y utilizando su profesión de fotógrafo, lo convocó a su domicilio para una supuesta propuesta de trabajo. Sin embargo, cuando lo tuvo enfrente, el indignado padre golpeó a quien había sido apuntado como abusador por su hija, hasta que, según el testimonio del entrevistado, "para que yo cese en mi actitud, me reconoció lo que había hecho y me pidió que llame a la policía".

Sin embargo, ese episodio, ocurrido hace pocos días, terminó con el padre de la menor con una causa penal por Lesiones y al presunto victimario, en el Hospital por algunas horas, pero no quedó aprehendido, a pesar de la grave denuncia en su contra.

Lo ocurrido con la joven, rápidamente se viralizó en redes sociales, y Gabriel explicó que "aparecen muchos comentarios de chicas que cuentan que tuvieron muchas situaciones parecidas con este sujeto. Muchas fueron abusadas, no con acceso carnal, pero sí cuando hacían fotos con él. Siempre con jovencitas, se dedicaba a las quinceañeras, principalmente. El problema es que no hay más denuncias en la justicia".

En ese sentido, la familia pide a quienes pudieran haber sido víctimas del mismo individuo, "que se animen a denunciarlo", teniendo en cuenta que ahora, ante el levantamiento de las restricciones y la posibilidad de que se retomen los eventos, "puede volver a desarrollar su tarea de fotógrafo, otra vez entre menores. Es una locura, porque el patrón de conducta de estos personajes, no son nada agradables".

"Él trata siempre de generar onda y empatía con las chicas, a través de las redes y obviamente, no las retira como un agresor, sino que trata de mostrarse encantador. En las fiestas, les intoxica la bebida y con la excusa de que están descompuestas, las aparta. Además, espera que empiece el baile", relató.

"Hay muchas jóvenes que están comentando en redes sociales, y dan detalles. Lo escrachan, lo publican, ponen nombre y apellido, pero aparentemente no hay otras denuncias más que la nuestra. Si tuvieron esa experiencia, que lo aporten a la causa, que va a tener más peso", añadió.

El hombre afirmó que su hija tiene ayuda psicológica, "y si uno la ve, parece que lo está llevando bien, pero no, no está bien. Es algo que lo va a llevar siempre, quedó marcada de por vida".

En el marco de la causa que instruye el Dr. Boris Barisic, este viernes por la mañana, se desarrolló un allanamiento en una vivienda de Brandsen 79, donde se secuestraron algunos elementos de interés para la causa.

En ese sentido, Gabriel expresó tener confianza en el proceder de la justicia, aunque reflexionó que "uno tiene que confiar en el sistema y está mal querer ajusticiar a alguien. Pero, por otro lado, ¿Cuántos agresores vemos que están sueltos? Sabemos muy bien lo largo que es. ¿Cuánto se tarda un juicio para tener una condena? Por lo menos dos años". (LavozdeTandil)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias