lunes 16 de mayo de 2022 - Edición Nº1258

Sociedad | 5 dic 2021

HISTORIAS

Estalla en un avión a 4000 metros de altura y sobrevive

La increíble historia de supervivencia de Juliane.


Por: Arq. Jorge Hugo Figueroa

Durante una fatídica noche primaveral, en el año 1971, Juliane Koepcke, una muchacha peruana, zurcaba los cielos peruanos en el vuelo 508 de LANSA, cuando de una oscura nube surgió un rayo que hizo explotar al avión.

Juliane recolectando insectos con su madre (quien era bióloga al igual que su padre).

Los olores de la selva la despertaron y prontamente sintió un dolor terrible en su clavícula. Aún permanecía atada a un asiento junto a los restos del avión y colgaba de un árbol junto a un cadáver.

Juliane tenía 17 años y viajaba junto a su madre, quién murió junto al resto de la tripulación y pasajeros. Era la única sobreviviente.

Una de las primeras fotos que le tomaron a los restos del avión.

Se encontraba sola, en lo más profundo de la selva. Todo el alimento que tenía era un caramelo y luego de caminar un poco, pensó que el canto de los pájaros podría guiarla hasta algún curso de agua. Tiempo después encontró un arroyo donde se pudo sumergir lentamente e hidratarse.

Durante todo el tiempo los insectos de la selva la enloquecieron y hasta llegó a agusanársele un brazo. 11 días más tarde, unos trabajadores de la madera la encontraron, le dieron los primeros auxilios y la llevaron a una zona habitada, donde fue trasladada por aire a un hospital.

Primera foto que le tomaron a Juliane luego de ser rescatada. Fuente: elpais.com

Su increíble historia fue contada en el documental Wings of Hope (Alas de esperanza) del año 2000 dirigida por Werner Herzog  el cual, aunque parezca increíble, tenía un asiento reservado en ese mismo vuelo antes de cancelarlo en el último momento.

Julianne cuenta que gran parte de su supervivencia se la debe a su infancia puesto que ella se crió casi en la selva, en un lugar llamado Panguana.

Unos años después posando junto a los restos del avión y a la derecha posando en su juventud. Fuente: diariovivo.com

Juliane se decidió a escribir su propio libro contando la experiencia exactamente como ocurrió, y demás está decir que es absolutamente recomendable. El libro se llama “Cuando caí del cielo”.

En éstos momentos, Juliane se encuentra en una lucha más compleja incluso que su increíble anécdota, porque está llevando adelante una enorme batalla para detener las acciones mineras y forestales que amenazan con destruir la selva que le salvó la vida y que la vio crecer.

Juliane Koepcke es doctora en biología. Fuente: elpais.com

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias