lunes 27 de junio de 2022 - Edición Nº1300

Sociedad | 7 abr 2022

INCLUSIÓN

Piden un ascensor en una facultad de Mar del Plata para una joven estudiante con discapacidad: "Siempre tiene que subir o bajar alguna escalera"

La estudiante de 19 años padece una discapacidad motriz y encuentra serias dificultades para movilizarse por la facultad de Humanidades ante la rotura del único ascensor. "No puede ser que todavía tengamos que reclamar esto a la UNMdP", cuestionó su mamá.


Anastasia Pérez Frati tiene 19 años, se anotó en octubre a la carrera de Bibliotecología y Documentación en la Facultad de Humanidades pero tiene un problema: las autoridades de la Universidad Nacional de Mar del Plata no le pueden garantizar un ascensor para que asista a las cursadas sin que ello implique un trastorno diario.

“Esto no nos interesa solo por Anastasia porque ella mañana puede ser que no le guste o que no siga la carrera: lo importante es que quede el ascensor para que lo use cualquier persona que lo necesite. No puede ser que todavía tengamos que reclamar esto a la universidad”, planteó María José, la mamá de la joven estudiante, en una entrevista con el diario local 0223.

Anastasia padece una discapacidad motriz y por eso es vital que le garanticen el ascensor para poder trasladarse sin problemas por el edificio de la facultad. “Le han prestado el ascensor de Arquitectura pero no coinciden los niveles y siempre tiene que subir o bajar alguna escalera. Y no es bueno eso porque se puede caer y una caída realmente sería de mucho peligro para ella”, sostuvo la mamá.

María José dijo que llegó a elevar el planteo al área de discapacidad del rectorado de la UNMdP pero las autoridades del lugar aclararon que la resolución de la carencia edilicia depende de la Secretaría de Obras de la casa de estudios. “La oficina de discapacidad del rectorado tiene una puerta tan angosta que una silla de ruedas no puede pasar”, reprochó.

“Hoy estamos esperando que esa secretaría se digne a firmar la partida o hacer el trámite que corresponda para que el ascensor pueda estar”, dijo la madre de Anastasia, quien reiteró que “hay varios alumnos” que se encuentran afectados por la falta de funcionamiento del único ascensor de Humanidades.

En el marco del reclamo, la mujer valoró la ayuda que recibió del Centro de Estudiantes de la Facultad para tratar de gestionar respuestas y ayudar a la chica a cumplir con su asistencia presencial a las aulas de la universidad. “Han tenido mucha amabilidad con mi hija y siempre se preocupan cuando tiene que bajar o subir a una aula”, resaltó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias